Hola Mundo

Recuerdo la primera vez que vi una computadora, allá por el año 1997, tuve el privilegio de jugar la famosa tortuga logo, de ver un diskette de 5 1/4 y de escribir comandos en D.O.S., era alucinante, yo estudie primaria en un colegio privado y eso me había permitido tener ese temprano acceso a la tecnología.

Otra sería la historia, cuando decidí estudiar Ingeniería en Computación e informática en la universidad nacional y  hasta cuarto ciclo hice la carrera sin tener computadora y definitivamente sin tener internet en casa.

No era solo mi historia sino la de muchos de mis compañeros, aproximadamente del 90% de alumnos de mi clase. Estudiábamos una carrera de tecnología sin las herramientas adecuadas y teníamos que ingeniarnos para aprender,  intentar conseguir computadora en el laboratorio de informática, visitar a algún tío, algún amigo o ir al negocio de moda: las cabinas de internet.

Hoy, un centenial no entendería el mundo sin elementos tan básicos para vivir: internet y los dispositivos informáticos, hoy no solo las carreras de computación necesitan ordenadores, hoy…somos bastante privilegiados.

Nuestros genios amigos Steve Jobs y Bill Gates, tenían la idea clara a pesar de sus diferencias, el objetivo era que cada persona en el mundo, en cada casa, en cada lugar debía tener una computadora personal;  lo lograron y en la locura de quien era mejor, los dispositivos se redujeron de tamaño, aumentaron las capacidades de soporte a la información y la velocidad de respuesta, así es que ahora tenemos smartphones, tablets y laptops de gran nivel y solo queda estar agradecidos por la competencia.

Naim Lab, dice “Hola Mundo”, lo dice con un objetivo claro también: que  los niños, adolescentes, adultos de la región Lambayeque, tengamos la oportunidad de aumentar nuestra educación digital y reduzcamos las brechas que nos dividen entre generaciones, entre comunidades y entre posibilidades.

Somos un puente y pronto todas nuestras diferencias estarán a un click de cambiar.

Saludos digitales.

CP.